jueves, diciembre 08, 2016

Vondelpark, el parque que quisieras tener siempre al lado de casa

Amsterdam es, sin duda alguna, uno de mis destinos favoritos. Sin embargo, es rara la vez que digo esto y no oigo las típicas risitas y los típicos comentarios relativos a los "coffe shops" o a las prostitutas. Es la tremenda injusticia de Amsterdam: una ciudad preciosa y maravillosa que encierra un montón de lugares y rincones dignos de visitar pero que muchas personas reducen únicamente a las mismas dos cosas: sexo y drogas. Pero si eres capaz de ir más allá y ser no un turista vulgar sino un auténtico explorador, Amsterdam tendrá muchas secretos reservados para que tú los descubras. Podría hablar de muchas cosas, sitios y lugares y lo iré haciendo en otros artículos, pero hoy quería empezar con un lugar en concreto: el parque Vondelpark.


El Vondelpark es el parque más grande de Amsterdam, y es probablemente el más famoso de Holanda. Sería casi el equivalente al Retiro de Madrid o al Hyde Park de Londres. Este parque es el sitio ideal para visitar cuando quieras "desconectar" de cualquier cosa. Descubrirás que no hace falta un "coffe shop" para eso. Es un sitio ideal para pasear, correr o, sobre todo, montar en bici. En cualquier momento pero, sobre todo por las tardes, encontrarás a todo tipo de visitantes: familias, madres con sus niños, gente con sus perros, runners, senderistas, etc... De hecho, el parque tiene un recorrido en anillo de varios kilómetros que lo hace aún más ideal para cualquiera de esas actividades. Tiene varios estanques repletos de aves, tiene un sencillo restaurante donde es muy recomendable parar a comer disfrutando de la vista, además de otras curiosidades...


Por ejemplo, dentro del parque podrás encontrar, entre otras esculturas, 'El pescado', de Pablo Picasso.


Pero, sin duda, lo más curioso que encontrarás en ese parque es un lugar llamado 'Valla de los hallazgos'. Se trata de un sitio donde la gente cuelga las cosas que se encuentra en el parque. Imagina que has perdido las llaves, ve allí a buscarlas porque es muy posible que algún alma desinteresada te las haya puesto allí. Es algo que dice mucho de la cultura del lugar, sin duda, y que yo nunca he visto en otro sitio.


El Voldenpark se encuentra muy cerca de la Museumplein, la plaza donde se encuentran el Museo de Van Gogh o el propio Rijsmuseum, así que es un lugar al que te acercarás más de una vez en una visita de varios días. Personalmente, creo que es un lugar que hay que visitar al menos dos veces de dos maneras distintas, aunque ambas sin prisas. En la primera, para recorrerlo tranquilamente andando y disfrutar de la paz que se respira. Puedes incluso llevarte comida o comprar algo en el bar y sentarte en un banco a disfrutar del lugar. En la segunda, sin duda alguna, has de recorrerlo en bici. Y no sólo limitarte a dar una vuelta, sino dar varias y salir hacia el centro de Amsterdam.


Recuerda que Amsterdam es totalmente llana, así que no te va a costar mucho esfuerzo moverte por ella en bici. Simplemente, ve a tu ritmo y ya está. Justo en la entrada principal del parque tienes un servicio de alquiler de bicis (MacBike en Weteringchans, 2). Coge una bici y vete al parque. Dale un par de vueltas y sal del parque hacia el centro. Verás que en Amsterdam es muy fácil orientarse con la bici ya que hay señalización específica para las bicis. Puedes llegar perfectamente hacia la zona de Oude Kerk, el propio Barrio Rojo o cualquier sitio sin problemas. Disfruta de pasear en bici por una capital y siente lo que es montar en bici en Holanda, un lugar donde los ciclistas son los amos. También puedes ir hacia el sur, hacia el bosque de Amsterdam, y darle la vuelta al canal que construyeron para las competiciones de remo olímpicas. La ruta sólo depende de ti.


Hay otro Amsterdam que no tiene nada que ver con el que tanta gente imagina. Disfrútalo.

No hay comentarios: